sábado, 5 de marzo de 2011

¡BRINDIS A NUESTROS VETERANOS!

Esa media hora antes se nota, hace que tengamos que pasar el aspirador. A las 11 horas y 15 minutos estaba en casa. A lo de siempre.... estiramientos, rancheras con Txutxin, y ducha.

Seguimos rondando los cuarenta socios en las salidas. Cuando estamos en ruta Es ímpresionante mirar de la parte delantera la enorme serpiente tricolor. Parece una carrera. Por Detras, una carabana importante de vehículos esperando una oportunidad para adelantar. Rancando en dirección al hermoso valle encantado de Ulzama. A Ritmo de nuestros veteranos, Séxmilo, Arrieta, Portillo, acompañados a relevos con los V. Noaín, Juantxo y algunos otros. Nos hemos vuelto a sumergir en la inmensurable niebla. Por la localidad de Auza se abre el día, el Sol acaricia nuestras espaldas, Llegamos al cruce dirección Irurzun. Avituallamiento, el grupo a llegado estirado. Alguien comentaba, con sú humor caracteristico, que tenía las pantorrilas coloradas y no sabía de qué, el culote le tapaba justo debajo de la rodilla, y con la rasca que hacía, era más que entendible. Seguimos dirección Irurzun. Se a acelerado más de lo que se podría esperar, me supongo que sería para cojer posiciones en los túneles. Llegado ese momento se han tomado las medidas de ponernos de uno en uno con distancia. A todos se nos habra pasado por la cabeza el accidente no muy lejano de nuestros compañeros Pepe y Miguel. Pepe ya está en marcha, y Desde aquí, aprovecho para desearle una buena y pronta recuperación, a de más de un saludo a Miguel. Llegamos a la localidad de Irurzun. Cruzamos el famoso paso anivel con barrera. Una vez reagrupados, se pone ritmo de crucero comandado por nuestro compañero dicharachero Jesus Mª Gonzalez. El ritmo era ligero, pero la gente estaba con unas muy buenas sensaciones. El orden y concierto a aparecido al cojer la cabeza nada más y nada menos que el veterano, un buen coñac, "Portillo". ha puesto ritmo de lancha deportiva, acompañado por Sexmilo. Llegado el repecho de Orkoien. Me ha dado mucha pena que se aumentara el ritmo, se subía a dieciocho, más que suficiente para dejar hacer. Luego entre rotondas, rotondas y más rotondas se ha estropeado el grupo. Una pena.

Biar arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.