sábado, 20 de agosto de 2011

Primero despacio, y luego a tu ritmo.

Nos levantamos temprano sin perezas, nos lavamos la cara y a desayunar hidratos de carbono a saco, nos espera la etapa reina, la subida a San Miguel De Aralar. El Santo famoso que cuando baja a Iruña nos inunda de agua, y cuando vuelve a subir ceden las borrascas, quizás sea porque echa en falta la preciosa cumbre de vistas inmejorables divisando una enorme Barranca verde oliva y verde hierva, y negro el asfalto que usa el Eguesibar para entrar en forma para las distintas pruebas que algunos figuras marcan tiempos impensables.

Partimos en horario previsto por la organización, las banderas ondean ligeramente, la temperatura que sobra hasta el mailot. Veinte en la salida, entre ellos veo a un PEPE muy cambiado, tiene un balancín abdominal desconocido en el, y a Felipe con planta de profesional montado en una canondale con los dientes del plato desgastados. Marcheta del veterano Aitatxi al mando con varios flechas poniendo ritmo respirable y pensando en la que nos espera. Maquirriain y Marcalain la veintena se puede decir que ha subido compacta, incluso en Marcalain ha surgido alguna broma en la parte de atrás comentando"que nos caemos", el ritmo tranquilo dejaba estas cosas. Coronamos y el descenso nos relaja aún mas. Doblamos a izquierdas y pasamos Aróstegui dirigiéndonos a Irurzun, en este tramo la cosa se ha animado, el grupo se ha estirado en los distintos sube y baja del recorrido. Coronamos Aizkorbe con un ritmo alegre. La bajada para alcanzar Irurzun se hace rapidamente, tomamos precauciones al cruzar la localidad por si algún abuelete nos cruza la calzada y le quitamos el bastón. Llegamos al cruce que conduce a Lekumberri por Madoz, la furgoneta para con algunos socios, algunos no les parece acertado, pero sí que lo era por el enorme calor, Un avituallamiento líquido ha sido muy acertado, mas de uno y mas de dos el bidón estaba a cero, ¡y la meadica quee!. Pepe con algún que otro socio han tirado por Madoz, los demás seguimos el itinerario largo buscando con tranquilidad la enorme subida. El grupo que no a parado, nos lleva una distancia considerable que hasta no llegar al cruce que nos manda comenzar la enorme subida, no los hemos visto, estaban parados esperando a reagrupar. Iniciamos la subida partiendo unos antes que otros. La gente que conoce la subida nos informaba que esta es larga y dura con algún descanso, comenzar despacio y luego cogéis ritmo. Y así ha sido, rampas imponentes con un cemento agrietado y mas de una y mas de dos muñigas de vaca, toro, o de algún hombre muy grande. La gente va pasando y veo al Aitatxi con su pedaleo habitual, subiendo a 12 por hora, por lo que esa rueda es imposible aguantar, seguimos con nuestro ritmo acompañado por el vecino canteras Manu, tambien veo a Fernando que me acosa, comisiones Arrieta le veo mas adelante, también nos pasa como un obús Joselu el Maestro, ¡hasta luego Lucas!. Vamos para arriba con la subida ya solo, me da alcance Martín, incluso me deja un poquito pero le vuelvo a recuperar, continuamos dando alcance al canteras Manu, y a comisiones Arrieta. Mientras tanto por delante el profesional Felipe va subiendo como una bala seguido por el Aitatxi, el Maestro, Asier, etc. Llegamos al alto y allí están los figuras almorzando tan agusto, el profesional 1º y segundo ¿quién?, El Aitatxi, los demás vamos llegando agotados. A falta de un socio que lo debe estar pasando mal, Jose luis el chofer va a buscarlo, pero nada mas lejos de lo hablado llega nada mas recorrer trescientos metros aparece como un campeón, nada mas y nada menos que hablamos de la locomotora Fernando. Una vez almorzados todos partimos para abajo con precaución, que esa bajada se las trae. El grupo se ha dividido, en Lekunberri nos reagrupamos y volvemos a partir. A relevos los flechas lanzándonos a cuatro mil.
Los túneles separados con el piloto trasero encendido, cruzamos en un plis plas, comentar que los túneles daba la sensación de mas luminosidad y mas fresco que otras veces. Llegamos a la localidad de Irurzun y paramos en la super fuente, ¡agua fresca¡, el calor pega de lo lindo, agua a saco a la cabeza tronco y extremidades. Seguimos para hacer la última tirada. Algún socio se monta en la furgona, está maduro. Llegamos a la localidad de Asiaín y nos comentan que el velocímetro marca los 44º. Seguimos llegando al coll de Orkoyen, nos quedamos con el ritmo del Aitatxi sin forzar, e lgrupo se nos adelanta. pasamos las rotondas y en la rotonda de Orkoyen Iruña, algún otro socio se monta en la furgona, está maduro. Vamos despidiendo socios según se van retirando por las rotondas. Llegamos a la rotonda de Antsoain y hasta luego Lucas.
Mañana compromisos matrimoniales.
Agur.

Jose.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.