domingo, 8 de enero de 2012

Sudando el mazapán 2011/2012

Las pulsaciones no han subido como en la jornada de ayer. Quizás el parón de no salir a la carretera práctica mente en quince días haya sido la razón de las altas pulsaciones del primer día, el organismo por lo visto ha perdido el hábito de costumbre y en la jornada de ayer lo ha recuperado. ¿O igual habrá sido el mazapán?.

En la jornada de hoy con una treintena en la partida hemos podido disfrutar de dos ritmos o como quiera entenderse. En música definido como tiempos  fuertes y tiempos débiles. En ciclismo aeróbico, anaeróbico.
La fenomenal marcha llevada en la mayor parte del recorrido hemos podido observar el paisaje de este valle encantado. Hasta la localidad de Ostiz carretera seca para continuar dirección Iraizoz con una carretera mojada de la humedad de la niebla, que en algunos momentos las ruedas subían agua hasta el culote. El valle encantado endurece a los cicloturistas que se atreven a entrenar por sus diversas localidades. Avitualla miento en el restaurante aitona con meadica incluida, algunos socios no paran y continúan. Mientras comemos el pastelito nos enseñan como el velocímetro nos puede pasar la información al ordenador por medio de sonidos. Un dicho antiguo dice: nunca te acostarás sin saber una cosa más.
Reanudamos la marcha con un viento de cola que nos hace ir lanzados sin dar apenas impulso al pedal, la velocidad hace que vayamos mas atentos. En la localidad de Ostiz se ha producido el cambio de ritmo aumentando enormemente el impulso al pedal. Los relevos se producen alcanzando velocidades que nos hacen pensar en la no muy lejana ruta del sol, alcanzando en algún momento los cincuenta y cinco. El sonido de ruedas. piñones y alientos nos hace desconectar del mundo. En el repecho del túnel de Ezkaba el velocímetro marcaba treinta y cinco, he pensado que la linea de alta que cruza la carretera habría hecho efecto en las ondas, pero nada eso, los velocímetros con cable marcan lo mismo. Llegamos a la rotonda de Arre y nos despedimos. Larunbata arte.

José.

4 comentarios:

  1. Anónimo9/1/12 19:34

    A las buenas. Pregunta que no tengo solución, ¿Con que se quita el olor desagradable de la cinta del pulsometro?. Siempre la he lavado con agua, pero no termina de quitarse.

    José.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/1/12 20:56

    Fallaste anónimo. tampoco lo soluciona.

    José.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/1/12 22:38

    Prueba ha dejarlo en remojo un buen rato con mistol y tatxannnnnn....
    Jose urte berri on,me acuerdo de lo de las fotos pero tengo que rebuscar para sacarlas,Ya mirare.
    Me muero de ganas de ir con el klub,se hecha de menos a la gente.
    Patxi.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.