martes, 6 de septiembre de 2011

11 Años después.

Recuperación al 70%. Once años después es lo que me ha costado olvidarme para volver a esta marcha cicloturista. Dura donde las haya. Se piensa que la dureza esta en las subidas, pero la bajada de la piedra de San Martín se las trae, dolor en los pulgares, Grabilla por el arrastre de la lluvia, balsas, suelo mojado, curvas de herradura, niebla cerrada, baches, etc etc.
Calentamos un poquito y nos ponemos en la salida. Los participantes del recorrido largo ya han partido como balas.
Treinta cicloturistas ya están colocados delante nuestra. Unas palabras de Indurain nos motivan para hacer lo mejor posible la marcha. Observo a los flechas del Eguesibar a mi alrededor, pegados tengo a Varea, el presi, el músico y Fernando. Suena el cohete y partimos despacio por la gente que tenemos delante. Una vez metida la cala salimos como cohetes para no perder el grupo de cabeza. Ha supuesto un primer calentón, pero llegar a pie de puerto en cabeza te lleva otra motivación, la subida te pondrá en tu sitio y sabrás donde estas.
 Vamos perdiendo posiciones, pero veo algún flecha por la derecha que no pierde comba. Sigo para arriba y me pasa el músico, me engancho a su fenomenal XABIGO de  seis kilogramos con herramienta incluida. Ritmo  maravilloso que aguantamos bien. Cruce de Juan Pito nos da alcance Alberto Diez de Ulzurrun (Gorraiz, restaurante), nos deja poco a poco.
A la altura del cuartel afloja un poquito y le meto un relevo que le ha venido como perlas. Vituallamos en el alto y para abajo a doscientos. A un kilómetro de bajada no sumergimos en una intensa niebla que no deja ver mas allí de treinta y cinco metros. Nos pasan un par de cicloturistas que dominan la bajada de maravilla, nos acoplamos a su rueda. Vamos pasando a bastante gente. La organización fenomenal marcando los distintos puntos peligrosos. Llegamos a la altura de una caída de un joven chaval del Cafenasa, la ambulancia le atiende y nosotros seguimos para abajo. Paramos en el avituallamiento antes de terminar la bajada. nos comentan los de organización que el chaval ha sufrido alguna rotura. Continuamos a relevos una grupeta de cuatro, el músico parece flojear en los relevos pero ahí está. Llegamos al hotel como balas, comenta el músico se jo....... lo bueno. Iniciamos la terrible subida al Coll de Larrau. Pegados a rueda de los otros dos aguantamos quinientos metros, aflojo, me giro y veo a la Xabigo descolgada, el saxo no suena, falta de aire. Continuo para arriba. Larrau pueblo avituallamiento líquido y a seguir, piñón 28 y a pensar en otra cosa. La dureza es tremenda. La niebla continua siendo cerrada,el sudor como las fuentes, en los descansos trago de agua y a seguir pensando otras cosas, ponerse de pié en algunos tramos hera complicado, la rueda patinaba. Empezamos a escuchar a gente que esta en los orillos para ver subir a los sufridos cicloturistas. Avituallamiento de Erromendi, plátano al bolsillo, trago de cocacola, llenar bidón de agua y para arriba a toda leche, aunque no nos queda mucha que digamos. Vuelvo a escuchar voces a lo lejos, estamos en la última parte. Las sensaciones no son del todo malas. Encaro la última curva de herradura, la gente nos anima incluso preguntan si quieres un empujón, !!!!!!!noooo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡, el orgullo esta que arde. No termino de llegar al alto, pienso que es la rampa mas dura de toda la subida, la niebla sigue cerrada. Llego al alto y amanece, la niebla ya no existe. Los manguitos blancos, me los subo, mano al bolsillo, plátano para el estómago  y buen trago. Cruzar el túnel y a doscientos veinte para abajo pasando gente a cutiple. El saxo sigo sin escuchar. Llegado el cruce encaro laza con un dolor de piernas que no veas. Marcheta y para arriba. Me pasan dos locomotoras de dos metros cada uno, me acoplo a su rueda y voy aguantando, si aguanto estas locomotoras me meten en Isaba en un plis plas. Pero a falta trescientos metros cedo unos metros. De pronto veo el alto, aprieto para darles alcance. A poco de coronar estoy a falta de cuarenta metros. En la bajada me acoplo y a rueda. Pasamos a cantidad de gente, rodamos entre cuarenta y cinco y cincuenta, y llegamos a Isaba, recogida de chip y para la furgona. Tiempo del recorrido 4.38.
Agur.
Jose.

2 comentarios:

  1. Anónimo7/9/11 14:32

    y algunos más, tambien estabamos con vos

    ResponderEliminar
  2. A los jodidos de Aintzioa. Deciros que esa subida es una buena preparación para la marcha de Larrau. Presentar al ayuntamiento que asfalten la subida como si del jarama se tratase.
    Saludos.
    Jose.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.