sábado, 12 de noviembre de 2011

Clásica de la hoja muerta.

El Maestro ha pronunciado está frase, en una parte del recorrido que había que tomar precauciones, debido a la cantidad de hojas acumuladas en las rectas y curvas sombrías de la calzada. Me he permitido robar su frase y dar titulo a la salida de hoy, tampoco es avitual la temperatura que suele ser la caída de la hoja muerta.

Partimos a la hora prevista con una coparticipación de casi los cuarenta socios, el grupo rojo blanco y azul se dirigen a Villava y parar en el semáforo colorín colorado, y atravesar la localidad por la calle Las Eras y girar en la rotonda del pentacampeón del tour.
Hago un lapsus para deciros que la semana que viene colgare una foto del pentacampeón en tiempos juveniles por calzadas de Oteiza, acompañado por Jokin y el medio flecha, ya adivinareis quien es.
Se nos acoplan mas socios de los buenos a la grupeta, cogemos ritmo majestuoso con viento a favor para dirigirnos al valle encantado. Vamos comentando y soltando cuatro risas del pasado Domingo de la comida del club, lo que cuesta recuperar después de las juergas al no estar acostumbrados.
Atravesando la localidad de Ostiz, cediendo en el correspondiente STOP, encaramos la calzada sin arcén, el letrero anunciador de peligro de ciclista en la calzada colocado por nuestra querida diputación. De pronto notamos una bolsa de aire caliente que nos hace pensar en que ropa ponerte, si pones mucha sobra y si pones poca falta, después de unos kilómetros notamos un cambio de temperatura pero esta vez a la contra. vamos dejando localidades atrás con ritmo de rodar y sumar en nuestro organismo, pasamos Auza y en esta localidad normalmente se acelera para presentarnos en el cruce de Ilarratz a mil, pero hoy no ha sido así, el ritmo marcado de un principio a aguantado sin acelerones. Una vez iniciando la bajada se va lanzando y algunos echan para adelante haciendo un pequeño corte, que en el cruce de etxaleku han sido neutralizados por pasarse de largo, los que venimos por detrás cojemos el cruce a la primera y continuamos a buen ritmo, la subida a la localidad de Ihaben se hace de más a menos, acelerando de lo lindo, la gente sale como balas, aguantamos como podemos, pero alguno siempre tiende a tensar un poco más el ritmo, llegamos a Etxaleku en contra viraje y contra la fuente, paramos y algunos comentan
¡¡¡ y ahora a parar!!", semejante calentón y ahora para parar. Algunos se olvidan del avitualla miento sólido y líquido y una pequeña charla de anécdota, las unidades van llegando en pequeños grupos, vemos al presidente llegar con su barba blanca, le cuesta hacer las subidas, pero el tío llega y llega, las duracel le aguantan y aguantan.
Rancamos y para abajo, con precaución, la parte complicada de hojas muertas hace su aparición,
además de esa humedad que añadida en la calzada nos pone más en peligro, las trazadas en este terreno y con esas condiciones se hacen de otra manera y sobre todo por la derecha. Al parecer se produce algún pinchazo que en la parte delantera no hemos escuchado y no hemos parado, pero viendo que se había producido corte, en la localidad de Irurzun, concretamente en la fuente maravillosa, hemos parado y al rato ó ratico como dice el Navarrico, aparece el grupo comandado por el prestigioso Maestro, nos unimos al grupazo y para abajo cruzando las vías del ferrocarril con destino a Iruña o Alsasu, según se quiera. La cosa se va acelerando para llegar al repecho de las canteras y subir a ritmo respetuoso sin que se descuelguen las unidades. Vamos atravesando Asiaín a una velocidad de vértigo, ligera subida con aire en contra de medio lado, la gente a relevos y estirando el cuello a más de uno llegamos a Ororbia con un pequeño corte de pocas unidades, paramos en el cruce los de a delante, y cosas curiosas, los de atrás no paran, un vehículo de dirección Etxauri Iruña tiene que parar y darnos paso con la mano amablemente. Lo típico del terreno de esta localidad en subida se hace apretando para una vez superada, se acelere a más, observo a un Moskorro de Auza- Navarra, marcando un temible estilo de potencia, estirando el grupo para meternos en la base del Coll de Orkoien a mil, también observo a un cebollero con ganas, se sube el Coll a mil coronando a veintiocho. La gente está muy fuerte y las cabezas muy frescas, si no, no hay manera de entender estos maravillosos ritmos ó series, según se quiera entender. ¡¡A se me olvidaba!! hay alguien que quiere salir en el blog, David, el de la bici Pitufa, me dice que no tiro ni ossst.
Continuamos por la ronda norte a mil, en algunas rotondas se producen cortes, en la parte que me toca voy a rueda de Pascualin y el Maestro sacando los órganos del cajón, y para cojer más moral, aparece el Moskorro de auza- Navarra y nos mete un relevo de aupa, menos mal que estamos en la rotonda de Antsoain ji ji ji, seguir seguir, agur bihar arte.

José.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.