miércoles, 7 de marzo de 2012

CONTRAIL:



Una manera poética de reclamar la calle.

Es la propuesta de un estudio Italiano de diseño para reclamar la calle de una manera artística, haciendo de cada lugar por el que una bici pasa un carril-bici, y a la vez dejando una huella de identidad propia.
La idea es un depósito de plástico, con una rueda de polímero, que se coloca en el cuadro, detrás del caño de asiento, y en contacto con la rueda trasera. Cada vez que giramos la rueda, la vamos "pintando" con tiza en polvo, lo que a su vez va marcando la calzada por la que circulamos.





(El equipo de redacción)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.