lunes, 28 de mayo de 2012

Ribagorza es pirineo.



Después de unas horas de viaje llegamos a Graus, capital de la comarca de Ribagorza, con sus casi 4.000 habitantes de una comarca que supera los 12.000.

La XII edición de la marcha cicloturista puertos de ribagorza se celebra el día 26, con salida y llegada en Graus. Este año a habido novedades en el recorrido por obras.
 Allí nos esperaban flechas como el Maestro, el Morrosko, David (arotza), Mikelez, Aitatxi y A. Tomas.
Nos saludamos y vamos rapidamente a cenar por ser un poco tarde, ellos ya cenados se dirigen a la habitación.
Cogemos mesa el Presi, Garde, el Músico eta ni. Iniciamos la cena con una atención extra, la princesa, perdón,  camarera, es muyyyyyyyyyy atenta.

Ocho de la mañana, nos encontramos en la linea de salida con gente por delante y por detrás, según informaciones superamos con creces los 2000 participantes, mas de 1.500 para el recorrido largo y 500 para el corto. Se puede observar a gente inquieta esperando la salida.
Salida acelerada que nos suben las pulsaciones rapidamente, el terreno es de continuos sube y baja.
Tras recorrer los primeros once kilómetros y dejar la localidad de Capella doblamos a la derecha para iniciar la subida al primer puerto de la jornada.
Puerto de Laguarres, con ocho kilómetros de subida al 6% de desnivel medio. El calenton que sufrimos desde  la salida nos ha hecho sentir sensaciones extrañas hasta coger ritmo de marcha y llegar al alto de 1.200 mts de altitud. Un tanto separados iniciamos la bajada con curvas de no mucha complicación. A mitad de bajada sufro un pinchazo en la rueda trasera, sintiendo un derrape fuera de lo normal que me pone los ...............en el garganchón. Una vez reparada la avería continuo hasta Benabarre y atravesar un túnel, este momento fue impresionante por estar bajando a 70 por hora en un grupo de sesenta participantes, no frenaba ni Blas, levantar la escotilla de las gafas de sol y para adelante.
Doscientos metros después nos desvían a la derecha para iniciar la subida al segundo puerto de la jornada. Puerto de la canal, con cuatro kilómetros de subida con una pendiente del 5% de desnivel, estrecha y revirada, después carretera tranquila, en la que doy alcance a uno de mis compinches.
 Tras doce kilómetros llegamos a Graus. Continuamos por donde el inicio tras hacer la primera subida de salida, avituallamos, con el bidón vacío varios kilómetros y el calor pegando de lo lindo nos viene como anillo al dedo.
Continuamos con los del recorrido largo por una carretera complicada de toboganes que nos van madurando de lo lindo. El músico por delante y el presi por de tras continuamos en un grupo importante de participantes. Sorpresa al ver venir A. Tomas a la contra , se trataba de avería en las coronas que pudo solventar con la asistencia de la organización.
Vamos llegando al desvío de Villacarli, que unos kilómetros antes nos cruzamos con los primeros del recorrido corto que están en dirección Graus a toda máquina.
Llegado el desvío doblamos a la izquierda para hacer la subida a la localidad de Villacarli, los del recorrido largo continúan por la derecha. Tras una subida de un kilómetro avituallamiento de gloria que se nos ha hecho eterno llegar a el. Líquido a tope con alimento sólido, con relajación de diez minutos. Mientras tanto el Músico continua por delante vaciando el saco de calorías.
Iniciamos el regreso terminando de hacer la subida, nos echamos para abajo un tanto inflados de todo un poco. Un tanto apajarado continuamos poniendo el ritmo Garde, después de doblar el desvío encontramos al presi en la cuneta arreglando un pinchazo, tras conversar y ver que se apaña perfectamente continuamos.
A ritmo de Garde y aflojando de vez en cuando nos quedamos solos. Continuamos con su buen hacer para no dejarme tirado como a una colilla. También ha sufrido algún calambre que me ha venido de perlas. Teniendo que aflojar un poquito mas.
Kilómetro 120, nos da alcance un grupo de diez unidades que nos animan a entrar a su rueda, y a si fue.
Tras treinta kilómetros de calvario el cuerpo vuelve a reaccionar y aguanto el ritmo del grupo, mientras tanto Garde sigue trabajando entrando a relevos, controlando de que no me quedara descolgado.
Llegamos a Graus con una gran satisfacción y con 134 kilómetros en el velocímetro.
El presi con su ritmo que pin que pan llega pasados unos minutos mas fresco que unas rosas. El músico en la ducha sacando brillo al saxso. Mas tarde nos enteramos que el Doctor Sex andaba por estos lugares, no llegamos a estar con el.

( El equipo de redacción )
 






1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.