martes, 6 de diciembre de 2011

Barcos de fibra de carbono y acero.


Esto es lo primero que hemos pensado todos a primera hora de la salida extraordinaria de hoy, a nuestras flacas les toca navegar, los guarda barros harán de hélices y de motores nuestras pulsaciones.

Pocas esperanzas tenía uno de encontrar gente en la salida de hoy, pero lejos del pensamiento antes de llegar al punto de encuentro, soy alcanzado por un fortachón llamado Mariano Gonzalez, duro, duro, duro de roer, nos saludamos y para adelante, decir que llovía de forma media baja. En el polideportivo se encuentra Pepe y el presi barba blanca, este con traje de faena para reparar un quemador de caldera mal regulado de presión y paso de aire, el maletín a trabajar con los relojes de presión correspondientes según caldera. Se van presentando unidades sorprendente mente por que llovía, Aitor, David, Juantxo, luego continúan por derecha e izquierda Rafa, Andoni y Luis.
El pelotón de barcos toma la salida, ligera para entrar en calor y así evaporar el agua que nos cae de arriba y del que llevamos delante, un barco se ha quedado rezagado, otro barco sube a la cabeza y nos comenta que aflojemos, que se ha entretenido con algún ajuste de ultima hora. Una vez agrupados aceleramos y continuamos a buen ritmo, el barco Ju, está que se sale, silbido y a funcionar en conversación, metemos un relevo y para adelante. La lluvia ha cedido pero seguimos con una calzada mojada y peligrosa en rotondas. Cruzamos Noain a ritmo guay dabuty y, a golpe de remo sincronizado que así hay que ir en todo barco, unos más adelante que otros pero coordinados, continuamos en un bloque cruzando Campanas e iniciando la subida a Carrascal, aflojamos ritmo y todos remando juntos coordinados llegamos arriba y apreciamos el cielo azul y un buén día que nos espera por la zona media de esta Navarra de diversidades. Doblamos a la derecha y encaramos la corriente que nos llevara al alto de la chapela, el ritmo de navegación es el adecuado para navegar en esta corriente, con la calzada practica mente seca superamos el alto y nos lanzamos a 120 remadas por minuto más o menos, en la bajada algún barco se ha quedado un poco atrás por no darle brillo a la parte de rozamiento con el viento. En Artajona localidad con un fabuloso fortificado medieval corona el cerro sobre el que se asienta, esperamos a reagruparnos y dirigirnos hacia otra villa y municipio situado en la merindad de Olite, en la comarca de Tafalla. tomamos corriente dirección a Puente la Reina con un barco Da y otro Ai que nos han puesto a altas remadas por minuto, también el barco Ma hacía sus remadas de impresión, el barco Da, apegado a su popa por el resto de barcos nos ha metido una serie de las aeróbicas anaeróbicas que hemos calentado los remos al rojo cereza. llegamos a la localidad de Puente la reina, situada en la merindad de Pamplona con una población de 2.867 habitantes en 2010, es un punto importante en el camino de Santiago por juntarse en ella todos los caminos que vienen desde Francia. Paramos en el bar Mikel, viejos recuerdos me trae este bar, una cuadrilla de viejas amigas eran de esta localidad y solíamos que dar aquí, por cierto, sin tapujos, no tuvimos éxito. Aparcamos los barcos y entramos a pedir unos cafés y un té, mientras tanto en el exterior tres barcos reparando un neumatitxi de Ai que se ha quedado sin aire. Tomado el avitualla miento reanudamos marcha en corriente Campanas, los remos con dolorillo poco a poco han ido cogiendo temperatura, los barcos Da y Ai ponen ritmo del popular Corta. Atravesamos la localidad de Eneriz, tramo maravilloso de adoquinado que hace tensar las piernas para marchar más cómodo, al que no le guste, que Dios le pille confesado, te clavan unas minutas de tres pares. dejamos dicha localidad y vamos encarando la subida que nos hace llegar a la N-121, subida larga que va de menos a más, los barcos Da, Ma y Ai nos dejan unos metros para hacer grupeta con Ju, Pe eta ni, llegamos a la rotonda situada debajo de la N-121, damos una vuelta y todos los barcos en piña, unos más adelante, otros mas atrás y ahora todos coordinados nos dirigimos a Campanas, localidad estirada que la atravesamos apreciando la calzada mojada y algo sirimiri que se nos pone en proa. Tramo complicado por la corriente que se ha producido en fila de a uno que el que más y el que menos le a costado aguantar las remadas hasta Beriain, que en la rotonda despedimos a un barco Da, giramos en la rotonda una vuelta completa y todos en piña. Encaramos para cruzar Noain a ritmo guay dabuty nos despedimos de Ra y nos presentarnos en la ronda este, Otro barco que tiene unas sensaciones que flipas nos lleva con el gancho, un silbido y todo controlado. Rotonda de Sarriguren y más despedidas, doblamos a izquierdas para buscar villava y volver a despedir. Buenas sensaciones de todos y a esperar el jueves que promete buenas temperaturas.
Agur.

José.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.